jueves, 31 de julio de 2014

La sensación de urgencia: Técnica para su comercio electrónico

Tal vez se pregunte, ¿qué es la sensación de urgencia? Pues bien, esta es una técnica para mejorar la conversión en los e-Commerce. Si usted produce esta sensación en los clientes provocará que ellos necesiten de sus productos o servicios, por ende, esto generaría más tráfico y compras

Esta técnica puede ser utilizada de diversas formas como:
  • Comunicando que una oferta es por tiempo limitado 
  • Indicando que hay niveles de stock bajos 
  • Utilizando los tiempos de entrega
  • Utilizando el email marketing para incentivar a los usuarios a comprar sus productos, entre otros

¿Cómo funciona? 

Esta sensación ayudará a su usuario a decidirse a realizar una compra basada en el dato importante que usted está dando a conocer. Por ejemplo:
Carlos quiere comprar una cámara fotográfica y planeaba tomarse un tiempo para pensar sobre su compra pero de repente le llega un correo electrónico de su empresa de comercio electrónico. 
El mensaje que usted envió indica que quedan pocas unidades, dice sus características y además usted regala el transporte y hace un descuento de un 5% a quienes hagan clic para comprar (obviamente hasta agotar existencias).  
En ese momento Carlos tiene toda la información que buscaba o que planeaba investigar y decide hacerla compra. 
¿Qué pasó?

Al ofrecer ese tipo de facilidades hicimos que Carlos cambiara de idea y que realizara la compra del producto en ese momento. Esto mismo lo puede hacer mediante redes sociales, email marketing, anuncios en su página de e-Commerce o cualquier canal que a usted se le ocurra. 

Busque la manera de crear una sensación de urgencia en su negocio, marcas como Amazon, GAP, WestJet, Hotels.com y MediaMarkt lo hacen y hay miles de maneras de atraer a los clientes gracias a esta sensación. Además es sencillo y las ideas se pueden combinar para obtener mejores resultados. 

Fuente: EBook de Blueknow ¿Cómo mejorar la conversión gracias a la sensación de urgencia? 25 casos reales by Diego Mosquera.